dissabte, 10 de maig de 2014

Us recomanem... Música.

Descobrint les novetats...
Reflektor d'Arcade Fire.
"(...)Fundado en 2003, el grupo basado en Montreal -que incluye a los multiinstrumentalistas Richard Reed Parry y al hermano de Butler Will, al bajista Tim Kingsbury y al batería Jeremy Gara- siempre
ha pensado y actuado a lo grande, usando potentes ecos y percusión colectiva para amplificar los misterios emocionales de las letras de Win, cuyo estilo combina a U2 con el Springsteen más elíptico. El tercer álbum de Arcade Fire, The suburbs (2010), era urgente y claro, un disco sobre los sueños y la huida imbuido del empuje del rock clásico. Fue número uno en EE UU y Gran Bretaña yganó merecidamente el Grammy a Álbum del año. 
Reflektor es aún mejor, por la siguiente razón: la discordante y energética unión entre la agudeza dance y el sabotaje post-punk de Murphy con el galope natural de Arcade Fire y el ritmo caribeño (Chassagne tiene ascendencia haitiana; ella y Butler se han mostrado muy activos en la ayuda a Haití). Murphy trabajó en todas las canciones salvo dos, con la mayoría de ellas cerca de los seis minutos o sobrepasándolos. El resultado es una obra épica hecha para bailar y secuenciada como un latigazo. We exist se desarrolla como los Cure más poperos de finales de los 80 y luego se abre paso hacia el reggae paranoico de Flashbulb eyes. Here comes the night zigzaguea abruptamente entre la veloz percusión haitiana y un ritmo como de unos Talking Heads playeros -como si Murphy y el grupo no pudieran decidir cuál les gusta más-, mientras que You already know es optimista Motown nuevaolera, con la parte del estribillo cantada por Chassagne centelleando en el reverb. Esa canción tiene que ser un single. Debe ser un éxito.(...)"
Text extret de la crítica del disc feta a la revista RollingStone.