dimarts, 2 de febrer de 2016

Us recomanem... Música.

Descobrint les novetats...
Star wars de Wilco
Crítica del disc per Black Gallego a la revista Hipersonica:

(...)No obstante, no todo es más de lo mismo en Star Wars. Cuando un grupo tiene un sonido tan rico y completo como el de Wilco se puede permitir jugar con las mezclas para darle un color particular a sus canciones. Son un grupo que al mismo tiempo que miran los estilos que más les han influenciado les gusta hacer más caso a esos otros que consideran que están ignorando. En esta ocasión, han decidido tirar con una fórmula mucho más directa y rockera que en sus últimos trabajos, pero sin dejar que el resultado se vaya de las manos y dejen de sonar a ellos mismos.

De hecho, les es imposible no sonar a ellos todo el rato, aunque las intenciones y la ejecución choquen por completo con los de su anterior disco. Star Wars dura poco más de media hora y sólo una de las once canciones sobrepasa la barrera de los tres minutos, lo que unido a su sonido nos hace pensar que no podían idear un disco de Wilco más opuesto a The Whole Love. Pero la familiaridad que ha adquirido su estilo, la placentera conformidad en ciertos aspectos adquirida por ellos en plena madurez y su perenne toque especial para hacer y pulir sus canciones hace que en realidad no parezca que cambia gran cosa, que nos dé la sensación de estar escuchando todo el rato a Wilco centrados en las cosas que mejor saben hacer.
Pero lo que prima y destaca en Star Wars es lo mismo a lo que nos hemos ido agarrando en los últimos trabajos de Wilco: las canciones. Tras abrir con ese jugueteo que es ‘EKG’, nos atrapan con una buena perla llamada ’More…’, tema Wilco de toda la vida pero que no deja de sonar igual de bien. Muchos otros matarían por sacar una ‘Random Name Generator’, uno de los jitazos indiscutibles del disco, adictiva e inagotable. Y es difícil resistirse contra piezas tan deliciosas y plácidas como ‘Taste the Ceiling’, el animado rock and roll de ‘Pickled Ginger’ o la soberbia tríada que conforman ‘Cold Slope’, ‘King of You’ y ‘Magnetized’, un segmento que es una de las cimas de este álbum.
Wilco no superan del todo muchas de las grietas mostradas recientemente, pero sus virtudes siguen siendo muy palpables y suficiéntemente sublimes para que sigan manteniendo alto el listón. Queramos que no, la banda de Chicago sigue manteniendo un nivel más que digno en Star Wars a base de buenas canciones y de seguir recorriendo sus cuatro esquinas para seguir probando cuánto da de sí su característico sonido. No alcanzarán más la excelencia pretérita, pero están lejos de arrastrarse y de convertirse en una parodia de ellos mismos. Ya no hay grandes sorpresas, pero ellos saben aguantar sobradamente en lo cotidiano, insuficiente para algunos pero nada desdeñable para los que tienen en cuenta su trayectoria y la de otros grupos de su generación.